Drake
“Care Package”

Lanzamiento: 02/08/2019
Formato: Compilación
Sello: OVO Sound
Género: Hip Hop / R&B
Por: @_FerGM

 

 

Después de haber publicado Take Care en 2011, álbum que llevo a Drake de ser una promesa de convertirse en una estrella legítima. Creativamente, ha estado tratando de incrementar su magia durante años, y hasta la fecha lo ha logrado. Esos motivos hacen que Care Package sea un movimiento tan brillante y nostalgico.

A diferencia de Nas, en The Lost Tapes II que incluían canciones inéditas o enterradas en los rincones más remotos de Internet, casi todas las pistas de Care Package eran bastante prominentes en línea a pesar de nunca aterrizar en un álbum oficial, de hecho si se consideran fans de Drake, han escuchado estas canciones anteriormente.

Es divertido escuchar la juventud en la voz de Drake en el primer track “Dreams Money Can Buy”, el cual esta lleno de la arrogancia habitual de Drake, pero con una sacudida de electricidad en su flujo. Ese impulso fluye también a través de “The Motion”, que presenta un rebote adictivo y discreto que es tan contagioso como cualquier cosa de sus años de gloria.

Una verdadera joya aquí es la subestimada “I Get Lonely Too”, una versión cambiante de vibra atmosférica de R&B al estilo The Weeknd. Por otro lado siempre es grandioso escuchar a J. Cole y en “Jodeci Freestyle” no es la excepción. El álbum también incluye dos de las mejores canciones de Drake, “4 p.m. in Calabasas” y “5 a.m. in Toronto”, un par de favoritos de toda la vida que han envejecido bastante bien.

Sin embargo, a pesar de toda esa nostalgia en esta compilación, existen puntos en contra gracias a los hábitos más molestos de Drake. “Days in the East” termina siendo un track agotador que avanza lentamente y como consecuencia obliga al oyente a desconectarse. Incluso las canciones como “Free Spirit” con Rick Ross y “Can I” con Beyoncé todavía no impresionan a pesar de su elevada reputación: la primera es bastante genérica y la segunda todavía se siente desenfocada e incompleta.

Care Package no es solo un recuerdo divertido de los días pasados, es un viaje a una época en la que Drake estaba decidido a hacerte creer que era el mejor y es una buen forma de cerrar esta década llena de grandes logros.