Tekashi 6ix9ine, foto por Shareif Ziyadat/WireImage

Kifano “Shotti” Jordan, ex manager de Tekashi 6ix9ine, fue sentenciado a 15 años de prisión luego de declararse culpable de un cargo de posesión de armas de fuego durante un delito y un cargo de descarga de armas de fuego durante un delito, según informa Pitchfork. Los cargos se derivaron de dos incidentes separados de abril de 2018, todos los cuales también involucraron a 6ix9ine.

El primer incidente, que tuvo lugar el 3 de abril, vio a Jordan, 6ix9ine y otros asociados robar a un pandillero y rapero rival mientras Jordan poseía una pistola. El segundo incidente tuvo lugar en la tarde del 21 de abril, durante el cual una persona se acercó a Jordan, Hernandez y otros asociados en un restaurante y les gritó un comentario despectivo. Jordan, 6ix9ine y los demás subieron a su automóvil y se fueron. Cuando el individuo y otra persona los siguieron, Jordan salió de su vehículo y disparó dos veces contra su automóvil.

Jordan fue arrestado originalmente en noviembre de 2018 al mismo tiempo que 6ix9ine. Originalmente fue acusado de seis cargos, incluyendo conspiración de crimen organizado, crímenes violentos en ayuda de crimen organizado y uso de armas de fuego. Tras un acuerdo de declaración de culpabilidad en marzo de 2019, Jordan se declaró culpable de los cargos de posesión y descarga de armas de fuego. El mes anterior a eso, 6ix9ine se declaró culpable de conspiración de crimen organizado, múltiples delitos con armas de fuego, tráfico de narcóticos y otros cargos.