Nipsey Hussle, foto por Norberto Garcia

Los funcionarios del Departamento de Policía de Los Ángeles y la oficina del abogado de la ciudad están investigando al fallecido Nipsey Hussle para determinar si su centro comercial que albergaba su tienda Marathon Clothing era un centro para la actividad de pandillas, según informa The New York Times.

La investigación comenzó antes de la muerte de Nipsey y, según el Times, el asesinato del rapero envalentonó a los investigadores que estaban preocupados por el tipo exacto de acto violento que podría tener lugar en la propiedad. El origen de la investigación no está claro. Un portavoz de la policía de Los Ángeles se negó a comentar sobre detalles específicos de la investigación, pero le dijo al Times que la policía está negociando activamente con los asociados de Nipsey sobre la propiedad “para mitigar algunos de esos problemas de delincuencia”.

Según el informe, los funcionarios de la ciudad presionaron a los antiguos dueños del centro comercial para desalojar a Nipsey y sus asociados. En cambio, vendieron la propiedad a Nipsey y a un grupo de inversores. Marqueece Harris-Dawson, un miembro del Concejo Municipal, dijo que había estado trabajando durante años para aprender más sobre la investigación en nombre de Nipsey.

Nipsey Hussle fue baleado y asesinado en su centro comercial de Los Ángeles el 31 de marzo. Eric Holder, un hombre de 29 años de Los Ángeles, fue arrestado y acusado de asesinato.